lunes, 18 de mayo de 2015

Ceremonia de ascensos Mina 2015 PDMUA

MINATITLÁN, VER.-Los días sábado 16 y domingo 18 de mayo, se realizó la Reunión de la XXX Zona Veracruz del Pentathlon Deportivo Militarizado Universitario de América en esta ciudad, donde hubo diferentes actividades, como cursos de liderazgo y planeación, manejo de emergencias de salud
y RCP, Orden Cerrado, Orden Disperso, Policía militar y demás.

Igualmente se realizó en informe de actividades realizadas por sub zona y la planeación del año 2015 para la segunda reunión de Zona, a celebrarse en Atoyac en el mes de octubre y la Convención Nacional para el mes de julio en Querétaro. 

El Comandante de Zona, Francisco Ángel Vidal Martínez, encabezó los trabajos realizados en esta ciudad petrolera, de dondela sub zona Atoyac se traho hermosas experiencias 

En el segundo día de trabajo, la Zona XXX, concedió ascensos y mencioner honoríficas a elementos de la sub zona Atoyac y Paso del Macho, por su trabajo realizado en los últimos años.

Nueva Clase 

Sargento de Infantería Castora Herrea Nieto 

Sargento de Caballería Heberto Román Morales García 

Cabo de Caballería Diana Guadalupa Gómez Ávila 

Cabo de Sanidad, Juan Pablo Sánchez López

Cabo de Infantería Emilio Argüello Bravo 


Menciones Honríficas:

Mérito al Resultado Deportivo a Castora Herrera Nieto, por haber sido campeona de Lanzamiento de Bala, en la Universidad Autónoma de Puebla 

Mérito al Resultado Deportivo al Cabo de Menor, Alain Emir Rodríguez Doria, por haber logrado el Cuarto Lugar del Triatlón Estatal de Escuelas Primarias. 

En el mismo evento, el Jefe de Zona, Francisco Ángel Vidal Martínez, otorgó el ascenso al nuevo Tercer Oficial de cadetes de Infantería a Hugo Morales Alejo, comandante de la sub zona Atoyac. 

ATOYAC, SEDE EN OCTUBRE DE LA REUNIÓN ESTATAL 
La segunda reunión de XXX Zona, Veracruz, se realizará en Atoyac, los días Sábado 17 y domingo 18 de octubre, donde la Sargento Castora Herrera dará la clíica de Lanzamiento de Bala y Lanzamiento de Disco. El acuartelamiento será en el Colegio Proy y se hará un recorrido por el Rancho Fermín, paraíso tropical de Atoyac. 

Para la Convención Nacional Querétaro 2015, a celebrarse del 23 añ 25 de julio, a la sub zona Atoyac le corresponderá competir en la Prueba ideológica Libre, Prueba Ideológica Mixto Menor y Prueba Ideológica Mixto Juvenil.  Prueba de Escolta Menor. Y aportará un elemento de Lucha Olímpica (Osiel Argüijo de Jesús),  

MINATITLÁN, BUSCA SER SEDE NACIONAL 2016

El Comandante de Zona XXX, Franciso Ángel Vidal Martínez, busca ratificar a Minatitlán, como sede de la Convención Nacional 2016, ante el Jefe Nacional Demetrio Almeda y su Estado Mayor, lo cual se definirá en la Convención Nacional Querétaro 2015. 
De ser así, más de 7 mil competidores se encontarán en Veracruz en ese año 2016. 





























sábado, 2 de mayo de 2015

Atención proveedores de uniformes y botas militares, tenis y ropa deportiva

Estimados proveedores de uniformes y calzado, les damos el teléfono y correo electrónico del Colegio Proy, de Potrero Nuevo Atoyac, Veracruz, para que realicen sus propuestas de proveeduría, con el Director, Ingeniero Raúl Iván Méndez Arzola. dado que el ciclo escolar venidero será primeramente Escuela militarizada y posteriormente Escuela Cuartel, secundaria y preparatoria. 
laproy@hotmail.com
0127373 50814


Penthin EL TREN, LA BESTIA

Jóvenes Pentas,les presento a mi cuarto hijo, la figura está en manos del artista Pasomachense, Héctor Hector Alberto Mange Schettino, que labora para Ánima Estudios, empresa que diseña los dibujos de "El Chavo". Espero sus comentarios


El tren sacudía los cuerpos de los polizontes. Cada vez que lo hacía, los hombres y mujeres creían que saldrían disparados lejos del gusano de acero. 

“La bestia”, así le llamaban al transporte de carga de una empresa norteamericana, que parte de Tapachula, Chiapas, al Valle de México.
iban sudorosos, con la ropa impregnada de olor a mugre, sarro y a vapores soltados por todos lados, pues habían atravesado por un aguacero hacía unas horas. La oscuridad se va tragando los lugares recorridos. 


Al final del tren, una pequeña silueta va, alejado del grupo, no se ve bien, por la oscuridad, solo el contorno, que permite adivinar un niño vestido de soldado. Un tipo de aspecto salvadoreño se le intenta acercar, pero cuando llega el pequeño cuerpo ya no está. Perece que era un fantasma.

Son como las 3 de la mañana, La Bestia comienza a descender la velocidad, todos se alarman. Son centroamericanos los polizontes, entre ellos muy poco hablan, mujeres y hombres que sienten aterrados que los van a bajar para asaltarlos y a las mujeres, violarlas.

Se tratan de mirar, entre la oscuridad, solo se escuchan rumores, a lo lejos, “son los “maras”, estamos en Tabasco.
-No, este es territorio de Veracruz, parece que sí estamos entrando a la zona veracruzana, deben ser los de la letra“S”, - dice otra voz.
Los enceguecen las enormes lámparas a los costados de las vías, alguien de los pasajeros intenta descender de golpe y correr, es rozado en una pierna por una bala salida de entre las luces.

-¡Bajen¡, uno por uno, si alguno se quiere morir, de una vez que corra -dice una voz tras las luces.
Los bajan a culatazos, a varillazos, los tiran en el suelo, son cerca de 150 hombres, mujeres y un niño los obligados a bajar.
Separan sus mochilas, las esculcan.
-A ver hijos de la … ¡quítense la ropa!, vamos a ver si no traen dolaritos guardados en el rabo.
-Jefe alguien está allá arriba, no se ha bajado, creo que es un chamaco.
-A ver ustedes dos, “liebre”, “mono”, trépense allá en el techo y bájenlo a tiros, quiero verlo caer acá todo agujerado –ordena el que lidera el asalto. 

Suben, ven una sombra que corre por encima de los vagones, comienzan a realizar disparos hacia esa silueta. Hasta allí no llegan las luces de los costados. 

Llegan hasta la locomotora, pero no hay nadie allí en el techo.
-Diablos, creo que le atiné, debe haber caído por allá, jajaja
Dos manos se asoman, de un cuerpo colgado de un extremo del carro. Haciendo un “salto de salmón”, el pequeño cuerpo se eleva, cae de pie, gira en Salto de Comando, para estrellar sus botas en las rodillas de los sujetos, luego se endereza más rápido que el rayo y hunde sus dedos de ambas manos en los ojos de los tipos, que dejan caer sus armas. El pequeño militar, gira sobre el cuello de uno de ellos, haciendo, para dejarlo caer al vacío. Lo mismo hace con el otro.
-¿Qué madres pasa allá arriba?, ya bájense, “mono”, “liebre”, repórtense
-Responde solo el silencio.
-Suben 4 sicarios al techo, con armas largas, mostrando entrenamiento con sus movimientos rápidos. Se tiran pecho tierra, avanzan hacia la punta del tren. Allá adelante, una mira telescópica los observa.
Una silenciosa canica se estrelle en el ojo del delincuente, luego en el siguiente. Balas frías, certeras, que les aplastan los ojos.
Son canicas lanzadas con una resortera, lanzadas por unas manitas con guantes negros.
-Son canicas raspadas, semi resquebrajadas y humedecidas en mezclas de ácidos y químicos irritantes. 

Los hombres se tallan desesperados las heridas, pero solamente logran hundirse más los pedacitos de cristal entre las cuencas, tratan de caminar, pero pierden el piso y van a caer fuera del tren.
El pequeño cuerpo salta hacia un árbol, desciende, se mete en la maleza, se dirige a donde está el campamento de los hombres, a unos cien metros del tren. Un solo vigilante escribe en su celular, entretenido. Siente un golpe en la nuca y queda dormido. 

Las estaciones de radio de las policías, escuchan una serie de detalles de lo que ocurre. "Un asalto al tren de carga, lo están saqueando, son empresas extranjeras que perderán su mercancía, las coordenadas son las siguientes…" Están recibiendo la señal de la misma frecuencia de los delincuentes, que usan para monitorear a las corporaciones policíacas. Es voz de un niño, al parecer la que transmite. 

Era mentira, pero si decían que era un asalto a ilegales, nadie llegaría, mejor, decirles que si las empresas extranjeras perdían su carga, entonces habría problemas porque a ellos, los americanos, no se les debe robar. 

Un helicóptero sobrevoló el área en minutos, se comenzó a escuchar el ulular de las sirenas.
Los delincuentes tuvieron que huir, no esperaban verse interrumpidos. Dejaron tras de sí a los ilegales, que siguieron tirados en el piso, con las manos atrás de la nuca.

El pequeño cuerpo, fue con el maquinista, le advirtió que “dicen tus amigos que declararán que formas parte del asalto al tren, si los llegan a detener, así que es mejor que te apures a avanzar la carga”.
Las víctimas subieron trabajosamente al tren. Unos tenían marcados golpes de tablas. El pequeño cuerpo sacó de entre su mochila material de curación, comenzó a aplicarles en las heridas, entre la expectación de los pasajeros. Atendió el pasajero rozado pro una bala. Sus manos eran rápidas como cualquier enfermero. 

Los polizontes lo miraban con expectación, -¿Quién eres? ¿A qué te dedicas?, por qué vienes con nosotros, tú no eres ilegal, -le preguntan. 
No responde.
Una mujer preguntó – ¿Y por qué te vistes así?, como soldado, debes tener 11 años si acaso. 
El pequeño héroe, solamente se dirige a uno de los niños que va en ese tren. Le habla en voz baja, casi al oído.
 -Penthín, mi nombre es Penthín Kanek. Tengo entrenamiento militarizado, no soy militar, le dijo vendaba la cabeza de otro herido. Aprendí a curar heridos, combatir físicamente, perder el miedo a todo, dentro de la austeridad, durmiendo poco, siempre alerta. Voy al norte como ustedes, porque tengo algo importante que hacer allá, salvar niños como tú. Mi misión es salvar niños, te ví en peligro y por eso tuve que actuar.

Creo que ya no los molestarán en adelante, ya pasaron las zonas más peligrosas. Tengan cuidado, tú observa siempre, antes de caminar, a tu alrededor, observa cada detalle, mira las caras de todos, escucha y memoriza. Observa que no todos fueron golpeados y que algunos se alejan del grupo. Es porque no todos son inmigrantes, sino parte de esos delincuentes. Los humanos tenemos olfato y oídos, como los animales, pero hemos dejado de percibir las señales, el peligro, que siempre avisa. 

El tren se detuvo en la estación de Coatzacoalcos. La prensa, un sacerdote católico y mucha gente esperaban el tren, para solidarizarse con las víctimas.
Los ilegales narraron lo que habían vivido, que un niño los había salvado.
-¿Un niño?, ¿dónde está ese niño?
-Allá, miren… no, ya no está, venía arriba de ese vagón.
Todos corrieron a buscar, pero solamente alcanzaron a ver un pequeño cuerpo, con botas, casco mochila, vestido de gris acero, saltando de vagón en vagón y de un tren a otro tren, para perderse entre los talleres abandonados. Eran las 6 de la mañana. 

Desde ése día y los siguientes, el misterio crecería en el morbo de la gente, “Un niño soldado, salvó la vida de decenas de ilegales, a manos de la delincuencia”, rezarían los periódicos, naciendo así la leyenda de Penthín Kanek, el Niño Militarizado… (continuará)

Hugo Morales Alejo, periodista, comunicólogo, Dos Premios Nacionales de Periodismo. Dirige la Agencia de Noticias LaNigua.com, en Córdoba, Veracruz. Radica en Paso del Macho, Veracruz.

jueves, 30 de abril de 2015

Cantos a Veracruz, para declamar

Cantos y poemas a ña Ciudad y Puerto de Veracruz
Hace décadas, siendo joven y competidor por la ESBN (prepa nocturna en Enseñanza Media) conocí una versión de este libro valioso, Era 1987, biblioteca de Córdoba.

Este es la misma recopilación reeditada en 1973, por Editorial Citlaltépetl, por el recopilador Leonardo Pasquel.

Pasé aos buscando el mismo libro. En la biblioteca de Córdoba ya no había el libro, años después se había ido a la basura, porque estaba totalmente dañado por el tiempo y el uso.
Pasé años buscando este libro. Busqué en el mismo puerto de Veracruz, en las bibliotecas y no lo conpocían, ofrecí una recompensa y, finalmente por casualidad, en febrero del 2015, una encargada escuchó mi conversación con el encargado de paquetería, de la Biblioteca de Córdoba, mientras platicábamos, ella, pacientemente buscó y lo halló.
Este material, reeditado en 1973, originalmente titulado Cantos y Poemas a la Ciudad y Puerto de Veracruz, lo subo a la red, con la finalidad de que nuevos declamadores lo conozcan. Es un tesoro valioso, no estodo el libro, solo parte
Oficial de Infantería Hugo Morales Alejo, Penta América





























José Azueta, poesía